jueves, noviembre 29, 2012

El 92% de conductores respalda elevar a 140 km/h el límite en autopista


El 92% de los conductores españoles son partidarios de elevar el límite de velocidad en autopistas de los actuales 120 hasta los 140 km/hora, después de que políticos y responsables de Tráfico realizaran declaraciones en defensa de este nuevo umbral máximo de velocidad, según se desprende de una encuesta online realizada por la plataforma de vehículos en la red AutoScout24, que mueve uno de cada tres vehículos que se venden en España.


Para la mayoría de los usuarios de la carretera, un aumento del límite no entrañaría más riesgo para la seguridad y, además, permitiría ahorrar tiempo en los desplazamientos. Actualmente, se permite circular a 140 km/h en Polonia y Alemania (sin límites), mientras que el máximo de 130 es legal en países como Francia, Italia, Holanda, Austria o Dinamarca. En Alemania, por ejemplo, el número de accidentes mortales por cada 100.000 habitantes es inferior al de España (4,5 frente a 5,4), pese a no restringir la velocidad.

Los principales argumentos en defensa de aumentar el umbral máximo de velocidad se basan en las mayores prestaciones de los actuales trazados, las mejores capacidades y equipamiento de los vehículos, así como la presencia del 75% de los radares en autopistas y autovías. A estas razones se suma una de peso: el 70% de los siniestros se producen en carreteras convencionales, que son las que, según los expertos, necesitan de una mayor conservación.

Correr menos para reducir el consumo

Sin embargo, tan solo una minoría de los conductores se muestra radicalmente en contra de esta medida. Así, un 6,6% considera que ampliar la velocidad máxima en autopista no solo incrementaría los accidentes de tráfico, sino que además tendría consecuencias nefastas para el bolsillo, ya que un vehículo más revolucionado gasta más combustible y dinero.

De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) constata cómo en los últimos años ha descendido la velocidad media en autopistas (un 7,3% de caída entre 2010 y 2011, hasta los 105 km por hora de media), un fenómeno motivado, en parte, por el encarecimiento de los carburantes y el contexto de crisis. Otro dato que pone de relieve la mayor moderación al volante es el porcentaje de conductores que superan en 20 km/h el límite establecido: en 2007 eran el 24% y en 2010 solo suponían el 9% del total.

Por último, el 1,6% de los encuestados considera que subir el límite a 140 km/h es una buena idea siempre y cuando se rebaje al mismo tiempo la velocidad máxima en vías convencionales, actualmente establecida en 90 o 100 km/h, dependiendo del tramo y sus características. Precisamente, uno de los temores de la DGT es que una mayor velocidad en autopista se traduzca en un incremento directamente proporcional de las infracciones en vías secundarias

Fuente: Autoscout24

No hay comentarios: