domingo, julio 29, 2012

De reinonas , divas y profesionales.

Cuando una modelo deja tirados a un equipo de fotógrafa, estilista y maquilladora... ¿Es profesional?.
Cuando no muestra el mínimo respeto por una gente que ha dejado de hacer cosas por realizar un trabajo y se ha metido una tremenda panzada de kilómetros en transporte público para que la "modelo" las deje mas tiradas que una colilla...¿Es profesional?.

En muchas ocasiones, tras muchos años lidiando con modelos, strippers, actrices, etc Uno se encuentra de vez en cuando con estúpidas "divas" que se preocupan mas de ser el foco de atención de su entorno, de ir de "reinonas" y poner repetitivamente las mismas poses que han aprendido, sin la mínima capacidad de adaptación o interés por aprender.
Prefieren mantener a una legión de "seguidores" en redes sociales, foros o en donde sea. Arengando cada gilipollez que se les ocurre, el hecho de sacarse un moco de la nariz o cualquier otra intrascendencia.

No se es mas profesional por tener mas fotos, haber trabajado con mas fotógrafos o tener mas o menos publicaciones. Se es profesional cuando el respeto por los demás y por nosotros mismos, es evidente y sobretodo palpable.

Que ningún trabajador del medio le acuse de haberle DEJADO TIRADO.

Pueden gustar o no sus facciones, su manera de posar o sus defectos como persona. Eso son cosas que se pueden discutir. Pero NUNCA cagarse en el trabajo y esfuerzo que han hecho los demás para proporcionarle uno de esos pocos minutos que tanto ansían para su ego brutal personal.

Las personas que nos dedicamos a esto, con mas o menos fama y éxito, merecemos el mayor de los respetos. Sobretodo y tal vez los menos conocidos, porque son quienes mas duramente trabajan por labrarse un futuro y son encarnizadamente analizados y criticados al no disponer de una legión de "amiguitos" que apoyan las pataletas, gilipolleces varias como ocurre con la diva de turno.

Me encantan esas maquilladoras y modelos con tanto que ofrecer... ¡Y que nadie antes les ha dado la opción de demostrarlo!.

En el último caso que conozco, ha sido una brillantísima diseñadora sin una radiante belleza y juventud, sin un puto duro, sin vida social ni fiestas, ni mil amiguitos en Facebook. Una diseñadora que se levanta entre las 5 y las 6 de la mañana y que trabaja durísimamente realizando prendas a medida. Con frecuencia para otras casas mas conocidas y poco a poco, cada vez mas, para la gente que ha descubierto su buen hacer profesional.
Como en el cuento de la Cenicienta, a punto del deshaucio y quitándose de la salud, lo necesario para sacar su modesto pero exquisito negocio adelante.

Ahora cierta modelito de tres al cuarto de una sola pose facial pero miles de cortesanos de Facebook, se ofende porque esta diseñadora le reprochó dejarla tirada hace unas semanas con dos corsets que tenía que entregar al cliente al día siguiente y que encima tuviese la desfachatez de hablar de profesionalidad cuando una publicación no quiso sacarla en portada.

Habrá quien siga engordando el ego de esa diva tan obsesionada en ocultar sus duros complejos y fotógrafos que sigan trabajando con ella. Pero yo conozco al menos a dos fotógrafos (uno de ellos, yo), una maquilladora y una estilista y diseñadora (en pleno proceso emergente) que no contarán con sus "tal vez probables" servicios.

No hay comentarios: