sábado, julio 14, 2012

ALERTA DE MATERIAL DE PROTECCION:

El 100% de las chaquetas, el 97 % de los guantes o el 73 % de las botas de motorista analizados no acreditan cumplir la normativa de protección.

La Asociación Mutua Motera ha realizado un análisis de las prendas de protección de motoristas que se comercializan en el mercado actual con resultados sorprendentemente negativos en cuanto al nivel de cumplimiento de la normativa de seguridad.

De las prendas analizadas se deduce que el grado de incumplimiento de la normativa llega en ocasiones al 100 % de las unidades analizadas.

El caso de las chaquetas o los guantes son los más significativos pues en el 100 % de las chaquetas y el 97 % de los guantes de protección sometidos a estudio no acreditan haber superado las pruebas exigidas para su homologación o certificación.

Sin embargo en el caso de los cascos el grado de cumplimiento es mucho mayor dado que el 96,49 % sí acreditaban estar homologados, si bien, dentro de éstos se han detectado algunas irregularidades.

En el informe se incluye una introducción histórica del uso y normativa relacionada con el casco, la prenda básica (y única obligatoria) de protección.

En dicha introducción hay anécdotas tan significativas como el regalo masivo de cascos no homologados ni certificados que se hizo a principios de la década de los noventa por parte de SERMOTO con el consentimiento de la Dirección General de Tráfico. En aquella época la DGT estaba bajo la dirección de D. Miguel María Muñoz Medina, que emitió una instrucción a las Jefaturas Provinciales de Tráfico conminándoles a que denunciaran a los motoristas que usaran cascos no homologados o certificados, salvo a aquellos que usaran los cascos no homologados ni certificados que habían sido distribuidos por SERMOTO con el consentimiento de esa DGT, que no debían ser denunciados.

Otra anécdota a reseñar es la curiosa justificación que hizo AENOR en 1991 para argumentar la nueva norma que regulaba los cascos certificados, los conocidos actualmente como quita-multas, pues consideraba que éstos eran mucho más seguros para los usuarios de ciclomotor que los integrales homologados.

Por último debemos advertir que este estudio es una simple muestra de mercado. Como estudio previo a una actuación de mayor profundidad en la que ya está trabajando la AMM, tan solo trata de dar una imagen de los posibles problemas de cumplimiento de la normativa de seguridad aplicable a las prendas que se comercializan como equipamiento de seguridad para motoristas, y por tanto no se han analizado la totalidad de las prendas comercializadas en España. En cualquier caso el análisis se ha realizado comprobando de forma totalmente aleatoria prendas en diversos comercios, elegidos también de forma aleatoria, de varias ciudades españolas.

A la vista de los resultados, la AMM recomienda encarecidamente a todos los motoristas que antes de adquirir una prenda de protección, se compruebe en el etiquetado que ésta ha obtenido las certificaciones u homologaciones legalmente exigibles.

Exponemos en anexo a este documento la tabla resumen de resultados. Para ver el informe completo puede descargarlo pinchando aquí o bien pegando este link en su navegador:

https://www.mutuamotera.org/gn/web/ks/document/Informe_EMS_2012_J_Definitivo_NP.pdf


No hay comentarios: