sábado, septiembre 10, 2011

Décimo aniversario de la muerte de la libertad el 11-s

El 11 de septiembre de 2001, se cumplió la profecía de Nostradamus con dos años de retraso. Llegó del cielo un gran rey de terror. Bueno, en realidad, fueron 4 y no eran reyes.
Se trataba (Según la versión oficial)de 4 aviones de linea, secuestrados por fundamentalistas moros, reclutados por un multimillonario saudí llamado Osama Bin Laden, que había montado una multinacional del terror islámico con cientos de franquicias llamada Al-Qaeda.

Hasta entonces, nadie había oido hablar de esta organización de hijoputas con babuchas, pero desde ese día, el mundo tal y como lo conocíamos cambió.

En el momento en que dos aviones impactaron en el World Trade Center de NY, otro en el Pentágono y un cuarto fué derribado (según la versión oficial, por los propios pasajeros), la sociedad libre, dejó de serlo. Las libertades individuales por las que tanto se luchó durante siglos quedaron relegadas al trastero, pisoteadas por una presunta seguridad colectiva y una prioridad absoluta por el bien común.

Estas nuevas normas de seguridad, no han servido en absoluto para frenar cualquier atentado de los terroristas, pero han sumido a nuestra sociedad en un sistema tecno-feudal similar al del viejo medievo, pero con un control tecnológico aplastante.

Superando las peores pesadillas de un paranoico somos controlados y monitorizados durante las 24 horas del día y de la noche, vejados y humillados en aeropuertos, establecimientos bancarios y edificios públicos e institucionales.
Nuestras conversaciones telefónicas, nuestros chats en internet, grabados y analizados.
Nuestros datos personales, mercadeados y filtrados sin escrúpulos.

Las televisiones y medios de comunicación prostituídos a los intereses oscuros, caprichosos y avariciosos de la casta política y empresarial, absolutamente corrupta y carente de escrúpulos.

El sistema económico saltó por los aires hace unos pocos años, pero al fin y al cabo, la sociedad tecno-feudal en la que nos sumieron los chicos de Bin Laden (o vete tu a saber quien), ha propiciado y mantiene a estas castas privilegiadas vivir a todo lujo con el botín obtenido con una nueva versión de la vieja esclavitud, los diezmos, el derecho de pernada y muchas otras prácticas feudales.



El video que adjunto, recuerda y conmemora a las víctimas del 11 S que murieron en las torres de NY, en el Pentágono y en el vuelo que cayó derribado.
Pero yo, en esta ocasión,conmemoro y lloro la pérdida de la LIBERTAD, LOS DERECHOS INDIVIDUALES Y EL SISTEMA SOCIAL DEMÓCRATA Y DEL PUEBLO, que murieron aquella mañana del once de septiembre de dosmil, uno.

No hay comentarios: