viernes, marzo 27, 2009

Volga: Desde el otro lado del telón de acero.

Cuando los rusos se ponen a jugar a transformar coches, mas de un preparador californiano se podría echar a temblar.

Es el caso que presentamos hoy. Un viejo Volga 21 soviético (símbolo nacional de la industria sovietica en los tiempos de la guerra fria) que entró en los talleres de GAZ por una puerta, mientras que por la puerta occidental de la factoría entraba un robusto y germánico BMW serie 6 para fusionarse ambos en esta maravilla resultante.

CLICKA SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERIA:Convertible m6
Se trata de una joya moderna, robusta, rápida y fiable, con un tremendo aspecto vintage al mas puro estilo de los que añoran la gloria perdida del imperio sovietico de antaño.
Tiempos de espías intercambiados en un viejo puente olvidado en mitad de la noche bajo el frio, la lluvia y una densa niebla.
Tiempos en los que la carrera espacial, creaba cada año heroes del espacio en ambos extremos del mundo.
Tiempos de gorros de piel en la cabeza de agentes del KGB y de fieros Spetnatz del ejército rojo.
Tiempos en los que los coches rusos, eran robustos, pesados y con un diseño mas que antiguo.

En la moderna y plural-capitalista europa, ha traído nuevos aires de cada esquina del viejo continente. Gracias al dinero de quienes se han querido permitir este capricho y al talento de los artesanos de GAZ, existe este carrazo con lo mejor de ambos lados del muro de Berlín. La tecnología germánico-occidental y el vintage y estilo mas que atascado en el pretérito imperio de la CCCP obteniendo una perfecta y bellisima fusión que hoy os mostramos.

No hay comentarios: