lunes, marzo 02, 2009

Ganvam considera un 'grave error' posponer la compra del vehiculo a la espera de un nuevo Prever

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) considera un “grave error” que los usuarios que planean comprarse un coche pospongan su decisión de compra a la espera de un nuevo Plan Prever, cuando en realidad el Ministerio de Industria no contempla en su agenda la concesión de ayudas directas para la compra de vehículos nuevos.

Los vendedores de coches estiman que la caída de las ventas de automóviles, provocada por la coyuntura económica actual, se puede ver agravada en estos meses por las “falsas expectativas” generadas en el mercado en torno al lanzamiento de un posible programa de incentivos fiscales para la adquisición de coches.

En su opinión, la aprobación el pasado enero de una proposición no de ley, presentada por el grupo popular en el Senado, instando al Gobierno a sacar adelante un nuevo Prever, ha contribuido a suscitar un debate vacío sobre la resurrección del Plan Prever, cuando en realidad “los ciudadanos deben saber claramente que este plan no volverá y que es ahora, por las buenas condiciones de precio y promoción, el mejor momento para comprarse un coche”.

Según Ganvam, esta falsa creencia ha encontrado también aliento en los mercados internacionales, donde los principales países en ventas de coches como Alemania, Francia o Italia han anunciado planes “agresivos” para incentivar su demanda, con ayudas directas de entre 1.000 y 2.500 euros por vehículo que comienzan ya a atenuar la caída de matriculaciones.

Según los últimos datos, en Francia y Alemania, las matriculaciones bajaron un 7,9% y 14,2% en enero, mientras que en España lo hicieron en un 41,6%. La Asociación de Vendedores prevé que las ventas de turismos caigan entre un 20% y 25% este año, hasta situarse en el entorno de las 900.000 unidades, lo que supone retroceder a niveles de los años noventa.

Adiós definitivo al Prever

Ganvam lamenta que el Ministerio de Industria –en contra de la petición unánime del sector- haya centralizando el apoyo a la demanda en el Plan Vive, ya que supone “hipotecar” el futuro del sector automovilístico español. En su opinión, las ayudas no pueden vincularse a la financiación, sino que deben ser subvenciones directas para evitar el “filtro de solvencia” de las entidades crediticias, que acaban por conceder sólo aquellas operaciones más seguras o ventajosas para ellas.

Los vendedores vienen reivindicando desde hace meses la puesta en marcha de un nuevo Plan Prever, que conviva con el Plan VIVE, que favorezca, a través de ayudas directas, la retirada de turismos de más de diez años de antigüedad a cambio de la compra de un vehículo nuevo o seminuevo. Los vendedores proponen también hacerlo extensivo a vehículos industriales y motocicletas que cayeron un 29,4 y 23%, respectivamente, en 2008.

En una comparativa mensual de ambos planes, en enero de 2009 se acogieron al Plan VIVE un total de 7.100 operaciones –de las cuales el 22,5% correspondieron directamente a programas de las marcas-, frente a las 17.500 registradas de media en enero con el Plan Prever, lo que supone un 60% menos.

El programa Prever suponía un incentivo fiscal de entre 480 y 720 euros para aquellos automovilistas que adquirieran un vehículo de hasta cinco años de antigüedad y entregaran, a cambio, su vehículo viejo de al menos diez años de vida para achatarrar. El Plan Prever, que entró en vigor el 11 de abril de 1997, se prorrogó y amplió en 2003 hasta el 31 de diciembre de 2006, para posteriormente extenderlo un año más, aunque suprimiendo el de Usados. Con anterioridad al Prever, se aplicó el Plan Renove I en 1994.

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) es una organización sin ánimo de lucro e independiente políticamente fundada en 1957 que agrupa a más de 10.300 asociados entre concesionarios oficiales; compraventas independientes; servicios oficiales; agencias concertadas, y talleres independientes, entre otros sectores de la distribución: vehículos nuevos; usados; turismos; industriales; motocicletas y tractores agrícolas. En conjunto, estas empresas comercializan y dan servicio a más del 80% del parque nacional. El principal objetivo de Ganvam es representar los intereses de los distribuidores y reparadores ante el Gobierno, las distintas AA.PP. y la sociedad en general, potenciando el papel socioeconómico que desempeña su sector, con la creación de 278.000 empleos y una facturación de más 95.000 millones de euros, lo que supone un 9% del PIB.

No hay comentarios: