miércoles, febrero 11, 2009

El constructor de sueños cachondos.


El pasado 7 de Febrero y aprovechando que bajé a cubrir el reportaje sobre el Rockin Race Jamboree de Torremolinos, me dejé caer por la guarida del mismísimo campeón mundial de constructores del año 2007.

El amo y señor del taller de los “sueños cachondos” de cualquier biker, tuvo la cortesía de desplazarse hasta su negocio y abrirnos las puertas de su pequeño feudo del Beverly Hills español: La cálida, soleada (y corrupta políticamente) Marbella.

Parece increíble, como después de tratar durante años con profesionales del sector y en no pocas ocasiones, con “afloja tuercas” que se las dan de transformadores sin mas gloria que algún efímero éxito o reportaje en prensa especializada, estoy bastante acostumbrado a tipos groseros, “endiosados” y repletos de manías y falta de educación y profesionalidad.

Por suerte, también existen en España y Portugal, excelentes preparadores, que además son especímenes dignos de poder denominarse amigos, o como poco, grandes personas.
La cercanía, humildad, profesionalidad, simpatía y reconocida creatividad de mi anfitrión, lo sitúan sin ninguna duda, entre estos últimos.

Tras bastantes años, escuchando hablar del gurú de la transformación marbellí, no había tenido el placer de conocerlo aún en persona.
El hombre que encumbró la bandera española en primera posición del Campeonato mundial de transformadores de Sturgis del año 2007. El hombre que consiguió convertir en garaje la galería de arte Gómez Turu de Barcelona con su exposición “El arte de la moto” en 2008 y
El hombre que con sus creaciones ha logrado hacernos soñar con “Hot Dreams” (Sueños cachondos) a numerosos bikers de todo el Mundo con monturas de acero y cromo.

Como ya habréis descubierto, estoy hablando sin ningun lugar a dudas de Ferry Clot. El barcelonés de nacimiento y malagueño de adopción que regenta HOT DREAMS MARBELLA.

Ha llovido mucho desde que Ferry competía con su hermano Franxa en enduro y otras competiciones relacionadas con el motor.
Como fué un “chico bueno” amante del arte, la escultura y otras disciplinas artísticas, además de conseguir buenas notas en el cole, sus padres le regalaron su primera moto.

Hablamos de aquellos años en los que España era un crisol de creatividad y manifestaciones artisticas y culturales. Tiempos en los que sonaban en la radio Loquillo y Trogloditas con sus primeros discos. Tiempos en los que cualquier familia andaba “tiesa” de dinero para lujos, por lo que la primera moto de Ferry Clot, fué una montura de segunda mano en bastante mal estado, por lo que Ferry aprendió a reparar la moto junto a su hermano para poder montarla y disfrutarla.

Después de esa primera montura, llegaron unas cuantas mas, con la mas diversa exposición de averías y malos tratos por parte de sus antiguos propietarios, que convirtieron a Ferry en todo un experto mecánico de coches y motos, capaz de solventar el problema mas peregrino que se encontraba en sus “operaciones a pistón abierto”.
Descubrió que reparando motos, customizándolas y revendiéndolas por poco mas de lo que las había adquirido, podía vivir realmente de su pasión por la mecánica y la creación de “esculturas rodantes”.

Cuando finalizó su servicio militar en el año 92, montó en Barcelona su propio taller”Quality Customs”, en el que potenciaba, creaba o transformaba cualquier tipo de moto.
Tras un descalabro de tipo sentimental, hizo el petate y trasladó su taller y arte a la soleada Marbella. Abriendo a finales del 2001 “Hot Dreams Marbella”. Taller dedicado a la construcción y transformación bajo encargo de motos exclusivas.

Rodeado de un excelente equipo como su viejo amigo “importado de su época en Bcn” Jordi Campano (Que actualmente se ocupa de la oficina, la web y las gestiones comerciales), Klaus Engel (como mecánico artesano) y Alex Mari (como soldador especialista), nos muestra un taller en una pequeña nave industrial de la costa marbellí en la que se puede ver un caos de piezas exclusivas creadas por el y listas para ser montadas en sus últimas creaciones.
Un considerable número de motos espectaculares ya acabadas y los elevadores sosteniendo sobre sus espaldas verdaderas máquinas de ensueño, para todos los gustos de los bikers mas exigentes.

Una Triumph de matrícula británica, bobbers, choppers, knukles, shovels y creaciones en tributo a leyendas del motor y el kustom (como Rat Fink o el Pontiac GTO) forman una gran parte de la “decoración” de Hot Dreams.
Alguna jukebox musical,neones y viejos surtidores de gasolina americanos, forman otra porción de la decoración del local.
La tercera parte de la decoración, la forman los numerosos premios obtenidos y las numerosas creaciones de Ferry, publicadas en la prensa especializada y en televisiones de todo el Mundo.

Una de sus primeras clientas en Marbella y trabajadora de la casa en sus primeros tiempos, fué la sueca Karin Hjort, que ha pasado a ser la mujer de Ferry y a “construír” para él desde hace poco, su primer hijo. No tuve el placer de verla en persona, pero sabiendo como son el 90% de las suecas y el buen gusto estético demostrado por Ferry, la señora Clot debe de ser un pivón.

Otra de las personas dignas de mencionar aunque ya no formen parte del staff actual de Hot Dreams
es el británico Terry O´Connor, que fué unos de los pilares básicos del éxito de la nueva factoría marbellí de sueños cachondos como excelente mecánico y que un desgraciado accidente lo ha retirado de la actividad laboral.


He de decir que he quedado muy gratamente impresionado por Ferry Clot y su equipo. Tanto profesionalmente como en su faceta mas humana.
Pronto me dejaré caer mas a menudo por su feudo para acercaros desde el objetivo de mi cámara fotográfica las últimas creaciones de este genio que no para de sorprenderme por lo ecléctico de su arte.


Texto & afotos: Doktor Jeckill.

No hay comentarios: