lunes, enero 12, 2009

"Me han dejado en la calle" (A QUIEN PUEDA INTERESAR)

ESTE ARTICULO LO HE COPIADO LITERALMENTE DE UN DIARIO DE ACTUALIDAD. ME SIENTO IMPOTENTE DE NO PODER HACER ALGO POR PERMITIR UNA SITUACIÓN ASI.

ESTO NO ES PARA PEDIR DINERO, NI ORGANIZAR UN VISTOSO FESTIVAL MOTERO CON FINES BENÉFICOS, PERO AGRADECERÍA ENORMEMENTE SENTIR EN ESTA OCASIÓN ESA "SOLIDARIDAD MOTERA" DE LA QUE TANTO SE HABLA ULTIMAMENTE.

A QUIEN PUEDA INTERESAR, ESPECIALMENTE A LOS MEJOR DOTADOS EN CUANTO A DINERO, VIVIENDA, ETC O A LOS QUE VIVAN CERCA DE ESTE HOMBRE.

AQUI QUEDA ESTO:


La vida de Manuel Esteban dio un giro de 180 grados el 15 de octubre de 2007. Ese día sufrió un accidente de moto que lo dejó tetrapléjico y esclavo de una silla de ruedas. Ahora tiene sólo 29 años, aunque su mirada revela que ha madurado de golpe.

Antes de aquel 15 de octubre Manuel llevaba una vida relativamente normal. Vivía con su pareja, que esperaba un hijo de ambos, y, aunque llevaba dos meses en el paro, era encofrador. Pero todo cambió.

"Pasé seis meses ingresado en el hospital de parapléjicos de Toledo y dos meses en Murcia. Después me dieron el alta. Volví a casa, pero la relación con mi pareja cesó. Yo me quedé en la calle".

Manuel necesita que alguien le levante, le vista, le asee, le dé comer, le cambie el pañal... "No puedo estar en la calle. He llegado, incluso, a dormir en cocheras con la bolsa de orina llena", asegura.
Cobra una pensión, pero su sueldo no le da para pagar un piso, un asistente y pasarle la pensión a su hijo.

Ahora vive en el barrio del Carmen, en la casa de una mujer que lo recogió de la calle. "Me alquiló una habitación. Me dijo que podía quedarme tres meses. Ya llevo diez y el día 30 tengo que irme y no sé adónde voy a ir".

Tampoco tiene mucha familia. Su padre falleció en un accidente de tráfico y su madre no puede ocuparse de él. Tiene una hermana a la que paga para que lo cuide. "Me levanta, me asea y me deja en la calle. Regreso de noche. Como no puedo subir las escaleras ha habido días que me he quedado horas en el portal esperando que alguien abriera, incluso, lloviendo, pero ella no puede hacer más porque tiene a su hija y a su marido con esclerosis múltiple".

Ayuda de sus suegros

Su ex no quiere saber nada de él y son sus ex suegros los que le echan una mano. "Yo no puedo verlo así más tiempo. Alguien tiene que hacer algo", dice Josefa Gutiérrez.

Manuel pasa el día en el bar Siglo XXI, en Santiago el Mayor. Muchos de sus amigos se han quedado en el paro y pasan con él las mañanas. "Les he enseñado a cambiarme los pañales y la bolsa de la orina. Además, me van acogiendo en sus casas el tiempo que pueden".

José Cano, el camarero del Siglo XXI, se ha convertido en el último de sus aliados. "Hemos comprado vasos especiales para que los pueda coger, le preparamos el café todos los días y le cortamos en trocitos la bollería. También hemos hecho una rampa para que pueda entrar al local".

Manuel tiene una cita mañana con los Servicios Sociales. Quiere que le dejen en una residencia en Murcia "para ver a mi hijo. Ahora lo veo cuando lo trae mi suegra. Lo peor de todo es que no voy a poder enseñarlo a montar en bici".

MARÍA PELLICER. 12.01.2009

No hay comentarios: