lunes, diciembre 15, 2008

STRATUS TAURUS (By: Black Label Motorcycles Portugal)


Cuando queremos un buen cava, solemos pedir un “etiqueta negra”, al igual que con los mejores pantalones vaqueros.
Si compramos turrón “del caro” lo compramos “etiqueta negra” y si deseamos un producto de categoría “premium”, también es conocido con frecuencia con el nombre de:
... ¡¡Eso es!! : “Etiqueta negra”.

En el vecino Portugal ocurre lo mismo. Y esto es extrapolable al mundo de la motocicleta.
Cuando un Portugués desea una moto acojonante , tanto en prestaciones como en diseño, suele acudir a “Black Label Motorcycles”, en Maia (http://www.blacklabelmotorcycles.com).

Como sabréis los que habláis guiri (y muchos de los que no lo hablais también) “Black Label” quiere decir, traducido al idioma de Cervantes: “Etiqueta negra”.

En el caso de estos transformadores, el termino “negra” toma un significado extra al ver el tipo de decoración que abunda en creaciones de esta firma, repletas de macabras aerografías y conceptos oscuros, míticos, mágicos...

Black Label, son los creadores de motos ganadoras de show bikes, año tras año y que han marcado estilo, como el caso de “Gothika”.
Pero este reportaje versa sobre otra de las naves de su escuadra invencible.
Tomando como base una discreta y civilizada (pero potente) Yamaha Wild Star, el equipo de BL, han creado en la cima de su castillo del Dr. Frankenstein a otra bestia del averno. A otra criatura del asfalto incontrolable por simples mortales:
La STRATUS TAURUS.
A la que se ha creado desde su base, modificando seriamente su chasis, potenciando en todos los aspectos de su combustión y escape o su geometría, gravedad y suspensión.

(CLICKA SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERIA DE FOTOS):
Stratus Taurus

En cuanto ves esta motocicleta, te das cuenta de que no estás frente a una moto más.
Su aspecto fiero, musculoso, feroz y siniestro, te advierte de su poder.
Barras delanteras con suspensión invertida, gruesos neumáticos, centro de gravedad muy bajo y una trasera imponente son el preludio de aspectos también evidentes como son los botellines de óxido nitroso (NOS) alojados en huecos en la parte superior del depósito, la toma del filtro Hipercharger , el encendido Dynatek 3000 con bobinas Revtech o incluso la omnipresente botella de extintor, alojada en el frontal, entre la pipa de la dirección y la quilla de la bestia.

Este extintor, forma parte de un sistema de extinción automático que están patentando y que se ha podido ver en vehículos de competición en “top fuel”. Funciona básicamente como los extintores automáticos de los aviones, que detectan el fuego y automáticamente se activan. En el caso de esta Stratus Taurus, el sistema va integrado en zonas concretas del propio chasis, que en caso de incendio, rocía las zonas incendiadas con gas halón.

Sobre instrumentación, la bestia no se priva de nada: Relojes de presión y temperatura de aceite, panel de instrumentación Dakota digital con cuentarrevoluciones y odómetro, etc.

El acabado es un sello inconfundible de Black Label Motorcycles, con aerografías mas propias del ilustrador H.R.Giger (Diseñador de “Alien, el octavo pasajero”) que de ellos mismos o placas labradas en metal con el anagrama de BL motorcycles.
Toda una profusión de materiales que hacen de esta motocicleta una especie de bestia, de híbrido entre la aviación y la carretera mas siniestra de la península ibérica.

Creo que son ya tres años, los que Black Label Motorcycles se llevan a su guarida numerosos premios en show bikes de la categoría de Faro o As Burgas, gracias a esta bestia infernal, que parece surgida de la curva mas oscura de nuestros sueños mas políticamente incorrectos, en cuanto a seguridad vial se refiere.
En breve tiempo, disfrutaremos de alguna mas de las creaciones de estos chicos de Maia. Portugal.

Texto & fotos: Old School Biker. (D.J. 71 Photoworks).

No hay comentarios: