miércoles, junio 04, 2008

Muere Bo Diddley



McComb, un pueblecito de lo que llaman el Pike Country, en Misisipí, muy cerca de la frontera con Luisiana, no quería sufrir la muerte de su gran hijo adoptivo sin demostrarle su veneración. Y hace sólo unos meses se produjo el homenaje. El alcalde puso una placa en la que decía "Bo Diddley, aclamado como el fundador del 'rock and roll'".

Jesse Robinson, un cantante local cantó una canción que había compuesto para la ocasión. Pero de repente, Bo se levantó de su silla de ruedas, emocionado, cogió su famosa guitarra y cantó un par de temas. Fue la última vez que lo hizo en su vida. El lunes 2 de junio moría a los 79 años, en su modesta casa de Archer, en Florida. Murió casi tan pobre como cuando nació.



Nadie sabe la verdadera razón por la que se puso el nombre de Bo Diddley. Una vez nos dijo: "No sé de dónde puñeta saqué ese nombre". En realidad, se llamaba Otha Ellas Bates Mc Daniels. Fue su tía Gussie quien se encargó del pequeño Ellas. Siendo aún muy pequeño, se trasladaron a Chicago y eso le cambió la vida. A los 12 años su hermana Lucille le regaló una barata Harmony acústica y, desde ese momento, empezó a llamarse a él mismo Bo Diddley.

Nadie puede describir o renombrar el estilo de Diddley desde un principio. Había estudiado violín durante más de ocho años, pero estaba frustrado porque él lo que quería era ser batería. Así que inventó un estilo de guitarra-percusión, único, diferente. Formó su propio grupo, los Hipsters. Tocaban donde podían, incluso en las esquinas de Chicago.



Luego, grabó una maqueta con dos temas 'Uncle John' y 'I'm man'. Nadie quería ese estilo, hasta que los hermanos Chess lo ficharon. Pero dijeron que lo de 'Uncle John' no era propicio, que lo cambiara. Así que puso Bo Diddley. Esos dos temas constituyeron su primer sencillo y las dos canciones que revolucionaron todo un estilo. El inicio del 'rock and roll', antes llamado jungle music.




Diddley no se detuvo en plan revolucionario. Actuó en 'El show de Ed Sullivan' e hizo historia con la primera actuación de 'rock and roll' en la pequeña pantalla. Fue asimismo el primero en introducir a una mujer en una banda de rock, como fue el caso de Lady Bo, a la que siguieron La Duquesa y Cookie; y, sobre todo, inventó su famosa guitarra rectangular Gretsch en 1958 porque la Gibson le molestaba para tocar. Fue el primero también en utilizar reverberación y trémolo en su guitarra.

Muchas de sus canciones viajaban en un solo acorde. Por ejemplo, la maravillosa 'Who do you love me', con lo que creaba una tensión rítmica maravillosa. Muchas veces los Who, Elvis Costello y Bruce Springsteen utilizaban la misma táctica o estilo de Diddley. Hay miles de versiones de sus canciones, interpretadas desde por David Bowie hasta Elvis Presley, desde los Byrds a Police.



Lo curioso es que toda su carrera discográfica es un tanto errática. Siempre nos dijo que los royalties eran la trampa de los blancos y que jamás le habían pagado adecuadamente los discos que vendía. En la actualidad, en ninguna tienda de discos es fácil adquirir un disco de Bo. Por premura económica ha tenido que grabar hasta discos de surf, como los Beach Boys. Aunque su Surfin with Bo Diddley es magistral. Ha grabado también blues, y todos sabemos que Muddy Waters copió su famosa 'Mannish boy' del 'I'm man de Diddley'. Pero ese disco llamado 'Superblues' es también increíble.



RCA lanzó en el año 1976 un ejemplar tributo a Diddley. Veinte artistas participaron en el homenaje. Su último disco tiene 12 años (1996) y se llama A man amongst men, gracias al impulso de Keith Richards y Ronnie Wood, los dos 'Stones' que trataban de ayudarle económicamente y que tocaron en muchas canciones. Por ejemplo, en la suspicaz Bo diddley is crazy. El álbum estuvo nominado a los Grammy, pero no se llevó ningún premio.

Dos años después aparecía en la mediocre película Blues Brother 2000, tras un fallido intento de realizar otro álbum imposible, con canciones de electro funk.



Quizá el cineasta D. A. Pennbaker, el mismo del 'Don't look back' de Bob Dylan, le intuyera más adecuadamente en su documental 'Keep on rockin'. Pero Bo Diddley no quiso que excarvaran en su vida personal. Algunos le han descrito como un gran mujeriego. Se casó en cuatro ocasiones. Sólo tenía 16 años cuando lo hizo por primera vez con Louise. Con la última, en 1992, con 66 años, y se llama Sylvia Paiz. Que sepamos aún vivía con ella. Ha tenido cuatro hijos. Dos con su segunda mujer, Ethel Mae Smith, y otros dos con la tercera, Kay Reynolds.

Eric Clapton y Robbie Robertson fueron sus padrinos cuando entró en el Hall of Fame. Bill Clinton era un acérrimo seguidor de Diddley. De nuevo en la pantalla grande, apareció en una película de Eddie Murphy, y nunca dejó de actuar en un escenario. Era su lucha perpetua contra el dinero.

Hasta que el 13 de mayo del año pasado, en Iowa, tras una actuación, tuvo un grave ataque al corazón que le dejó semiparalizado. Ya nunca fue el mismo hasta aquel día en su pueblo, en McCombs. Orgulloso, con un extraño sentido del humor y con la naturaleza de un trueno. Su estilo, su personalidad y su originalidad le hacen ser uno de los padres del rock. Imbatible, eterno. Bo Diddley, The Originator. El gran originador del rock.

No hay comentarios: