miércoles, mayo 28, 2008

Yo ya estaba allí.

Hay días que me siento cansado.
Cansado de muchos años metido en esto de la fotografía, prensa y motos.

Casi todos me conocéis de alguna fiesta, concentración o viaje, rodeado de motocicletas, desparramado en el suelo disparando mi cámara o haciendo guardia junto al grifo de la cerveza en cualquier barra de bar.

Pero los años pesan, aunque sospecho que mas que los años, los accidentes o las duras inclemencias del tiempo y viajes, me pesan mas los desengaños, las traiciones, el "motorismo de pasarela de moda" en el que se está convirtiendo esto o el agotamiento que supone tratar de vivir de la moto y la kustom kulture sin que te embargue el banco o morir de hambre.

Cualquier persona asume que te cobren un mínimo de 100 euros por foto en una boda o comunión. Cualquier persona asume el prestigio, glamour y pasta gansa que se gana como fotógrafo en publicidad o en moda.
¿Porque entonces somos tan cutres en el mundo custom?
¡Tanta pasta para cromados y flecos, pero tanta miseria incluso para gasolina y viajes!

Estoy pasando por un momento de crisis existencial.
Hace no mucho, alguien contestó a ciertos detractores míos que el Doktor Jeckill podría ser de una manera o de otra, que podría caer mejor o peor, pero lo que no podrían discutir es que cuando ellos llegaron, Jeckill ya estaba allí, seguía estando allí y cuando ellos cambiasen la moto por una hipoteca y una maruja con monovolumen, el Doktor Jeckill,continuaría bebiendo cerveza en las carreteras y concentraciones de este país.

kennedy_jackie_connally copia

Hoy dudo de esta afirmación.
No dejaré la moto ni la fotografía, pero tal vez me dedique a escribir otras cosas, hacer otras fotos y rodar con mi moto por mero placer. A la sombra de un "trabajo respetable" de esos que te permiten llegar a fin de mes y tener una vida "normal".

Cerrar el blog, el foro y mandar a tomar por culo los proyectos en curso. Bueno, los que queden, ya que según tengo entendido, a EL BAR DEL PREDI le debe de quedar un mes para que cierre sus puertas gracias a la mínima afluencia de moteros.

Estoy cansado, estoy indignado, estoy asqueado de muchas cosas. Y tal vez me tenga que dedicar mas a fotografiar tetas en vez de motos. De cerrar este blog y los demás y de mirarme un poco mi ombligo. Así podré hacer lo mismo que la enorme mayoría: Criticar, llorar y tocar los cojones desde el anonimato, la inactividad y la completa ausencia de militancia biker.

No hay comentarios: