viernes, abril 18, 2008

Ha muerto Ron 81. Descansa en paz, amigo.



Fué hace ya unos cuantos años cuando conocí a Ron.

Como no puede ser de otra manera (entre motoristas no anónimos y no virtuales), fué en una concentración. Entre birras, música, chicas y motos. Muchas motos.

Ron vino con sus hermanos del capítulo de Valencia de HAMC a visitar a los Red Devils madrileños en su primer biker run.



Los que le conocísteis, sabréis que Ron era un tio enorme, con cara de cabrón y los rasgos típicos de un motorísta auténtico y curtido tras muchos kilómetros recorridos en la moto y en una intensa vida, pero también sabréis que era todo un “gentleman” británico. Un poco atípico, pero un señor y un digno representante del ya extinto imperio británico.

Bebimos, charlamos, le disparé algunas fotos... creo que hicimos buenas migas.
En aquella ocasión recuerdo concretamente que una de las cosas de las que hablamos fué de la excelente aerografía de su moto, que uno de sus hermanos le había hecho en Inglaterra, un tiempo atrás.



Me facilitó contactos, credenciales y demás para visitarle y me invitó a su cumpleaños, unos meses mas tarde en Valencia, al que asistí gustoso y honrado.

Han pasado unos años sin vernos apenas y aún recuerdo a aquel Ron grande y poderoso de antes de ver alguna de sus últimas fotos, ya herido de muerte por un asesino silencioso llamado “cáncer de páncreas”.



La semana pasada, ese mismo asesino, vino a buscar a Ron junto a la “dama negra” para hacer su último gran viaje.
Por desgracia, no a lomos de su moto y en compañía de sus hermanos a alguna concentración de gente a la que apreciaban, sino a cubrir una vacante como angel en el mismísimo infierno.

Ahora Ron nos espera en el reino de Lucifer a los que mas tarde o mas temprano, nos reuniremos con él a seguir tomando cerveza y a disfrutar de bellas diablas de muslos firmes y piel roja, suave y brillante.



Vivió como Angel del Infierno, murió como un hombre: -mirando a la muerte directamente a los ojos- y ahora continúa viviendo, en el recuerdo de los que le apreciábamos sinceramente y que brindaremos frente a su retrato en compañía de gente que vivimos de una manera distinta y que con la música de ACDC de fondo, dirigimos la rueda de nuestra moto hacia una “Highway to Hell”, una autopista hacia el infierno, cada día.



Con amor, admiración y respeto: Tu amigo Doktor Jeckill.

5 comentarios:

GPS dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the GPS, I hope you enjoy. The address is http://gps-brasil.blogspot.com. A hug.

Susana dijo...

Ahora estará quemando pista en otra dimensión...A través de tus sentidas palabras, acabo de conocer al que es un auténtico ángel del infierno. Lamento tu pérdida.

Anónimo dijo...

Una cerveza por él, alguien recogera su testigo en la carretera.

Doktor Jeckill dijo...

Brindo por Ron.
Un biker y un Angel realmente emblemático que estuvo "al pié del cañón" hasta el final.

Amnesia dijo...

Un tio de puta madre, cuando me entere me dio mucha pena, yo tambien lo recuerdo, grande, con una sonrisa bajo su bigote, un motero de los de verdad. Un abrazo y me alegra a ver encontrado algo de el por la red, por que era un tio con un corazon mas grande que el. un saludo.
Yo me tomare un oclajoma a su salud.