miércoles, marzo 26, 2008

Rincon veterinario.

Hola amiguitos.
Hoy vamos a aprender a diferenciar claramente a un perro policía de un gato persa.

Mirad los ejemplos ilustrados y si teneis alguna duda, no necesitais consejo veterinario, sino de un oculista.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder que bueno, las risas que me he pasado.
Muchas gracias.

Alfredo

Susan dijo...

Qué fidedigno!! estos ilustrados tienen mejor porte que otros de dos patas. Gracias por ofrecernos motivos para unas risas.