viernes, enero 25, 2008

¡¡ADICCIONES!!



Existen diversos tipos de adicciones.
Adicciones que modifican sustancialmente tu modo de vida en mayor o menor medida.

Están los heroinómanos, los cocainómanos, los politoxicómanos, los adictos a los ácidos y a drogas sintéticas, etc que con el tiempo, sumen su vida en un profundo pozo de deterioro social, económico y psicológico.

Los adictos al tabaco. Últimamente perseguidos y acosados institucionalmente por el mismo gobierno que les cobra un pastón con los impuestos que graban cada cajetilla de tabaco.
Estos últimos, simplemente, su adicción les ha hecho pasar de ser lo mas normal a sentirse discriminados socialmente.
Evidentemente su adicción también produce o agrava infinidad de enfermedades asociadas que merman a la población fumadora cada año en millones de individuos y crea una legión de enfermos que consumen una enorme parte de los recursos sanitarios.

Los adictos al alcohol. Abocados a enfermedades hepáticas entre otras, a trastornos de comportamiento y a quedarse sin carnet de conducir y a dormir en el “trullo”, si por asomo se les ocurre conducir un vehiculo de motor bajo los efectos del alcohol.

También hay adictos al teléfono móvil, a los videojuegos, a Internet, a las prostitutas, al juego... que me parecen tristes ejemplos de personas con falta de madurez o coherencia y con un ansia de ser considerados como individuos y aceptados entre los demás miembros de la especie humana, tratando de demostrar algo que no hace falta demostrar intencionadamente.

Incluso hay adictos al sexo. Lo que no me queda demasiado claro es el punto en el que dejas de ser una persona activa sexualmente para convertirte en un adicto. Habrá que probarlo un dia de estos, cuando tengamos menos trabajo en la redacción.

Y los que tratamos aqui: Los adictos a las transformaciones y mas concretamente (excluyendo a los tunning y a los hot rodders) a los de motos.



Cuando un motorista ve un anuncio de la moto que acaba de salir al mercado, no ve lo mismo que el resto de humanos.
Este adicto ve una moto cambiada completamente y adaptada por entero a su gusto y necesidades.
No ve los mismos intermitentes. Suele verlos mas pequeñitos e integrados en alguna parte concreta de la carrocería, chasis o luz auxiliar.
No ve el mismo manillar. Ve otro “mas” algo.Osea: mas alto, mas bajo, mas corto, mas largo... pero nunca o casi nunca, el de serie.

Este adicto, finalmente modifica radicalmente la moto de sus sueños (cuando no la crea directamente desde cero) hasta que poca similitud, queda con el modelo original.

Al final del proceso, tras mucho tiempo perdido, averías y adaptaciones que no terminaban de cuadrar, una barbaridad de dinero y un producto obtenido de total satisfacción, nuestro adicto favorito se crea una nueva meta. Una nueva moto para transformar de manera distinta a la anterior.

...Y vuelta a empezar!!

No hay comentarios: