domingo, noviembre 11, 2007

10 N. El reportaje y fotos que no publicarán en la prensa "seria".




¿Que puede unir en un mismo dia y en el mismo lugar bajo el mismo lema a Rr´s y customeros?
¿A bikers 1% y a policias fuera o de servicio?
¿A pasotas adoradores del Che Guevara y a militares profesionales?
¿A jovenes y a abuelos?
¿A mujeres y a hombres?
¿A padres y a hijos?
¿A pijos y a chicos del peor barrio de la ciudad?
¿A motoristas que siempre visten de negro y a otras que llevan casco y chaqueta rosa?
¿A deportistas y a gente que consume o trapichea con drogas?

¿Que pueden tener en comun estas personas, aparentemente, tan dispares?

Es mas:
¿En que se parecen a los Kurdos bajo el régimen de Sadam Hussein, a los judíos del tiempo del nazismo, a las víctimas de Milosevic en la Serbia de hace unos años o a los opositores al gobierno camboyano de los khmers rojos de los años 75 al 79?

Muy sencillo: ¡Levantar la voz en un grito desesperado contra su exterminio!

Señalar a los genocidas de su masacre.

Denunciar ante el mundo su exterminio sistemático.

Dice la Real Academia de la Lengua:
genocidio.
(Del gr. γένος, estirpe, y -cidio).
1.m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.



O la Wikipedia:
El genocidio o asesinato de masas es un delito internacional que consiste en la comisión, por funcionarios del Estado o particulares, de actos con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo formado por personas con ciertas características comunes como pueden ser: nacionalidad, etnia, raza, religión, ideología, sexualidad, etc. Estos actos comprenden la muerte y lesión a la integridad física o moral de los miembros del grupo, el exterminio, la adopción de medidas destinadas a impedir los nacimientos en el grupo o el traslado forzoso de todo o parte del mismo. Lo de ideologías esta en debate, pero no esta firmemente considerado como genocidio, aunque a veces se aplica el concepto por analogía.
Esa definición es similar a la reflejada en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de 1948, y recogida en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, de 1998, pero es objeto de cierta polémica en tanto a los grupos y a las acciones infligidas como a las causas por las que se llevan a cabo.

El Acuerdo o Carta de Londres de 8 de agosto de 1945, que estableció el Estatuto del Tribunal de Nuremberg, definió como "crímenes contra la humanidad" los asesinatos y otras agresiones contra cualquier población civil o las persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos. En 1946, la Asamblea General de las Naciones Unidas confirmó los principios de Derecho internacional reconocidos por el Estatuto del Tribunal y proclamó la resolución 96 (I) sobre el crimen de genocidio, que define como "una negación del derecho de existencia a grupos humanos enteros", entre ellos los "raciales, religiosos o políticos", instando a tomar las medidas necesarias para la prevención y sanción de este crimen.

Esta resolución cristalizó en la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 260 A (III), de 9 de diciembre de 1948, y que entró en vigor en 1951.
La definición de genocidio plasmada en la Convención de 1948 ha sido acogida en el artículo 4 del Estatuto del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, de 1993, el artículo 2 del Estuto del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, de 1994, y el artículo 6 del Estatuto de Roma de 1998, por el que se creó la Corte Penal Internacional.

Regulación jurídica
Según lo dispuesto por la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, se entiende por genocidio cualquiera de los siguientes actos perpretados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso:
Matanza de miembros del grupo;
Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;
Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;
Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo.
Junto al genocidio se castigan otros delitos conexos, que son la asociación para cometer genocidio, la instigación directa y pública, la tentativa y la complicidad.
Las personas acusadas de genocidio serán juzgadas, de acuerdo con el artículo 6 de la Convención, en un tribunal competente del territorio donde se cometió el delito. No obstante, ha surgido paralelamente un derecho consuetudinario por el que los tribunales de cualquier Estado podrían juzgar casos de genocidio, aunque fueran cometidos por no nacionales y fuera de su territorio. También la Corte Penal Internacional puede conocer de este delito, siempre y cuando sea competente por haberse reconocido su jurisdicción.
La Convención afirma que es irrelevante que el acusado sea gobernante, funcionario o particular y declara que, a efectos de extradición, no se considerará al genocidio como delito político.

Según ambas definiciones, creo que no es descabellado, definir tanto al señor que dirige actualmente la DGT (Si. Esa institución inútil que se dedica a criminalizar a los ciudadanos para ocultar su descarado afán de recaudación monetaria para sus amos del gobierno) como al resto de responsables del ministerio de fomento, ayuntamientos y diputaciones con la definición de GENOCIDAS.


Y eso precisamente es lo que 100.000 motoristas (según unos) o 20.000 (según otros) denunciamos este sábado 10 de Noviembre en Madrid.

Yo estuve alli y os puedo asegurar, que sin atreverme a afirmar que estuviesemos 100.000 motoristas, si creo que rebasamos la cifra de 45.000.

¿Cuando dimitirán el ejecutivo de Zapatero y sus inútiles secuaces?
Tan preocupados en recaudar fondos para regalarselos alegremente a politicos corruptos, chupopteros varios y a gobiernos lejanos, que se han convertido en sordos para escuchar los gritos de ayuda de sus propios ciudadanos.


Gobierno que designa a un perfecto inútil sin cualificar para un cargo como el de Dtor Gral de la DGT o a una vicepresidenta homófoba para que legisle leyes claramente anticonstitucionales en contra de colectivos concretos.

Un gobierno hipócrita y dictador bananero que impone su política por la fuerza de la ley que él mismo dicta a los propios jueces y que huye de asumir sistematicamente su responsabilidad en lo que sea.

¿Te matas a 120? ¡¡Seguro que ibas demasiado deprisa!!

¿A 30? ¡¡El casco o la chaqueta, no serían homologados!!

¿Que vas a 140 por una autovia de 4 carriles en recta que tiene una absurda placa de limitacion a 70? ¡¡Eres un asesino potencial y vas a la cárcel!!

¿Te mata el propio casco? ¡¡No sería de tu talla o sería de los “baratos” !!

En cualquier caso, siempre somos los culpables de su ineptitud , de que ellos no cumplan ni juridica ni moralmente con sus ciudadanos y de su lejanía con la verdad del dia a dia en la que los motoristas somos exterminados sistematicamente por las trampas instaladas por la administración en las carreteras que nosotros mismos costeamos.


¡¡Dimitid ya GENOCIDAS. Pere Navarro, Gallardón. Zapatero y demás “personajes” al banquillo del tribunal internacional de la Haya!!

APROVECHO PARA ENVIAR UNAS V´SS, UNAS RÁFAGAS AL CIELO Y AL INFIERNO PARA TODOS AQUELLOS QUE AHORA MONTAN JUNTO A ELVIS Y A SAN PEDRO POR AQUELLAS CARRETERAS DE ALGODON, EN LAS QUE NO EXISTEN LAS TRAMPAS QUE LES LLEVARON A ESE MISMO SITIO Y A AQUELLOS QUE VIVEN PARA VER SU DESGRACIA, EN CONTRASTE CON LA SOBERBIA DE LOS RESPONSABLES DE LOS QUE LOS HAN POSTRADO A SU NUEVA “FORMA DE VIDA” PORQUE UNOS POLITICUCHOS DE MEDIO PELO, INSTALARON UN DIA EN UNA CARRETERA, TRAS UNA DECISION CUTRE, SIMPLISTA Y TRAS UN INTERES MAS OSCURO Y PERSONAL, QUE SINCERO Y CONSECUENTE CON EL BIENESTAR DE SUS VOTANTES.


Y muy especialmente a aquellos que ilustran este reportaje, con el mayor de mis respetos y admiración hacia ellos y ellas.

1 comentario:

alfredo dijo...

Ya que me fue imposible ir, (mis disculpas), me alegra ver este estupendo reportaje, porque creo que es casi como si hubiera estado allí.
Espero que tomen nota.
Muchas gracias Dok...