martes, septiembre 04, 2007

Respeto y ley

Domingo 2 de Septiembre. En una calurosa tarde en Chinchón.

Varios viandantes nos avisan de que un "Power Ranger" municipal está multando nuestras motos.
Cuatro inocentes motocicletas estacionadas bajo una placa de estacionamiento limitado y en el lugar donde menos estorban.

Al llegar nosotros, el guindilla huye despavorido al interior del vehiculo policial y se encierra en el para cumplimentar su boletin de denuncia. Malos modos, prepotencia, groseria y otra rápida huida hacia el ayuntamiento, que se encuentra a escasos metros del lugar.


El menda ha dejado su coche (El que todos pagamos) de esta guisa:
El caso es que no lo vi cojear, ni necesitar de medios auxiliares que ayudasen a su movilidad. ¿Por que entonces y si tan ofendido se ha sentido por aparcar nosotros en una zona limitada a 15 minutos unas motos, él aparca un enorme todoterreno en la única plaza limitada para minusválidos de la zona?

Predicar con el ejemplo quedó ya anticuado. Estamos de nuevo en una república bananera en la que se palpa el estado policial y los abusos institucionales están al orden del dia.

No hay comentarios: